sábado, 28 de febrero de 2009

Alaridos de grillos aunque la luz siga trabajando, vista:
se mueve el agua
se muestra una estrella
se avecinan los insectos.

Amarra la balsa, agarra la calma; se oye:
todos los que pasan
todo lo que pasa
todos los perros ladran.

Yo lo veo a él correr por allá,
él me escucha a mí callarme por acá.
Nosotros somos dos.
Navegamos.

jueves, 26 de febrero de 2009

Lista de cosas que no puedo creer del día de hoy:

-Que Rulo no haya llamado.
-El altísimo nivel de nabismo que viene manejando el gato.
-Que tampoco haya mandado al menos un estúpido mensaje de texto.
-Lo caro que está el queso.

Update:
+Addenda a los puntos 1 y 3: -Que con 48 horas de demora su excusa sea "me quedé sin crédito en el celu".
+Idea de fusión entre el punto 2 y la addenda de acá arriba: -El altísimo nivel de nabismo que vienen manejando, por diferentes motivos, Rulo y el gato.
+Una más: -Lo linda que quedó una página que acabo de diseñar a pura intuición y nerdismo.

lunes, 23 de febrero de 2009

Quinto

Su peor pesadilla en el Tigre es la lluvia, dice y yo
miro el agua caer finita sobre el río porque
tengo un techo, porto un libro, pasan lanchas.
La nariz dilatada, el cuerpo calentito,
amnistía a los mosquitos.

Tomar mate en el muelle es una acción y que las gotas pinchen, no.
Los sauces finalmente tienen coherencia si los miro desde acá.
Un nene con la vista clavada en la lontananza, aferrado a su pistola de agua.
Una mujer que escribe.

domingo, 22 de febrero de 2009

Academias Freak del Lenguaje (Tercera entrega):

Viene de acá y de acá.

Me quiero embalsamar: Una forma mucho más extrema del trillado "me quiero morir". Nació en Juan Tomás.
Whisqueso: El consumo de whisky más la degustación de quesos. "Hagamos un whisqueso", "whisquesiémos".
Y eso: Completa frases de todo tipo.
Al rádom: Para explicar lo aleatorio de una enumeración caprichosa o selección de temas de charla al paso.
Chiqui que: Para evitar decir tanto "mini".
Juás!: Sólo se escribe. Reemplaza al pelotudísimo "jajaja".
Es remera: Para resaltar frases y conceptos geniales dichos casualmente.
Tía Eugenia: Cuando una actitud de señorona te posee de pronto y no podés evitar demostrarlo con actos tales como unas ganas irrefrenables de elogiar en público el talento de tus amigos más queridos o una compulsión por decir piropos que siempre exaltan los atributos más nabos de los otros. Es posible emocionarse con una propaganda de tevé o hasta llegar acariciar a un bebé desconocido en un medio de transporte público. "Hoy estoy más Tía Eugenia que nunca".
Re-estelita: Cuando una actitud de chica que trabaja de recepcionista de pronto te posee. Se aplica para calificar a quien tiene ganas repentinas de cosas como casarse de blanco en una iglesia de San Isidro, estar bronceada todo el año y demás actitudes propias de las estelitas. "Estás re-estelita, cuidado".
Iniciales: Para nombrar a la gente con tanto afecto como respeto. Es la evolución de llamar a otro por su apellido. Ponele: Yo soy DP, ella es MH y por acá vi que chiqui volvió MM.
Living: Para que las danixas puedan referirse a su "blog", ya que odian decir esas cuatro letras combinadas.


En otro orden de cosas: Qué flash re dospuntocero, soy una cowgirl... No paro de enlazar.

jueves, 19 de febrero de 2009

Cuatro

si tuviéramos una casita de éstas
la pintaríamos toda de naranja
y habría un kayak dado vuelta
cerca de la puerta violeta,
la que da al muelle
y a ése kayak dado vuelta
a veces lo usaríamos de asiento
para descansar nuestros brazos y piernas musculosos
de tanto remar en canoas prestadas, sin motor
y nuestros brazos y piernas musculosos
son los que nos abren paso
sirven para despejar juncos
cuando avanzamos descalzos
por pequeñas selvas
perseguidos por perros empáticos
que no dejan de hacerse amigos nuestros
y nos rodean custodiándonos
a veces incluso se tiran al río para salvarnos
aunque no nos estemos ahogando.

lunes, 16 de febrero de 2009

El Superfotografo y yo recomendamos:

Los libros de Planta, el blog de Planta y todo lo que haga Planta. Clic.

3

nos dormimos arrorrados por los grillos
acunados nuestros cuerpos por la calma
el delta es para nosotros
un cuenco de agua zen
feng shui de la modorra compartida.

aunque un mensaje de texto nos avisa
que ahora mismo venus brilla en el cielo
optamos por seguir escuchando.

La noche. Ya no necesitamos verla.

domingo, 15 de febrero de 2009

El amor sí existe VI

Habría sido visto, por ejemplo... en mí viendo a estos chicos, sobre todo a él.

Estos dos videitos que ofrendo a coninuación son parte del Capitulo 1 de la serie Flight of the Conchords. Cerca de cuatro minutos de genialidad.



viernes, 13 de febrero de 2009

II

Carapachay y después nos soñamos
en otras épocas imaginamos
una noche en ese hotel no
podemos evitar pensar en
tener un perro blanco
gigante
casi feroz.

Lo dejamos correr por el parque grande.

Todo lo que queremos es asomarnos a la galería
ver pasar los navíos enceguecidos por el sol de la tarde
cortar una margarita y decir frente al río marrón
"Oh, mai... aim exausted. Lets jav sam tiii, mai dear".

miércoles, 11 de febrero de 2009

pum

Las tardes de lluvia me hacen pensar en cosas como el amor, la comida, caminar con mi paraguas hermoso por zona sur, fumar mirando por ventanas de bares, tomar cafés en tazas enormes, usar poleras negras, desear un flequillo con corte carré, una expresión bucólica en mi cara alargada, deslizarme lánguida por veredas finitas, abandonarme a una marcha autómata acertando todos los charcos, dejarme atropellar por algún auto de esos que vienen hacia mí, lanzarme a las ruedas dramáticamente para después caer como una pluma grácil sobre el paso cebra y salpicar dulcemente las rayas blancas con delicadas gotas de sangre color vino tinto.
Las tardes de lluvia así como estas que digo me hacen tener urgencia de biromes y papeles, logran que extrañe las libretas olvidadas y me llevan a meterme desesperada a confiterías cualquieras para pedirle a mozos altos, elegantes y con bigotes que me presten sus lapiceras, que me dejen agarrar una servilleta. Es algo que me puede pasar, lo de estar escribiendo en una barra sin consumir nada y que mis ideas de golpe vayan más rápido que los trazos. Tiene verosímil la angustia de que se acabe la superficie, la incomodidad por la transparencia, poco amable, que no deja dar la vuelta y yo, achicando la letra, puede pasar.
No quiero que me pise ese auto bordó que viene derecho, no tengo ganas de ser atropellada hoy. El monumento a Roca sería un excelente lugar, valga decirlo, y las ruedas avanzan decididas. Yo en la esquina. Mi paraguas roto ahora es hermoso de otro modo. Queda desmayado a metros de mi mano, floja, apoyada en el asfalto, como todo mi cuerpo ahí desparramado justo a centímetros de Perú, donde se hace peatonal.

martes, 10 de febrero de 2009

la república de la heladerita portátil

Maquillada la rubia
con lunar cucaracha la morena
remera marinera las amigas de 70.
Hay un hombre con bastón, no: son dos.

Esquivan el paisaje río Luján
mandan textos ojos puestos
cámaras de celular.

Somos una familia
de este tipo de clase media
que antes mirábamos de lejos
y decile a Bibi que se traiga las faturas
acá hay mate
adolescentes
mucho niño
un bebé
olor a
gente.

A nosotros se nos pegan los muslos al asiento
las parejas se besan, pasa un pibe que toma café
los ojos se quedan en la flor violeta enorme
sobre la oreja
que lleva
ella, toda gafas
los collares le hacen clin clin clin
clin clin
clin.

viernes, 6 de febrero de 2009

Ojalá no lo leas

Tu amiga la conchuda hoy saludó a alguien que estaba cenando conmigo en una cantina barata muy lejos de casa. Me la presentaron amablemente. Hice un fondo blanco de vino tinto y puse cara de no te conozco. También hubo en mí un gesto de asco, y dolor. Dejé la bondiola sin terminar. Mollejas, no quise. En el taxi de vuelta al sur lloré unos lagrimones que bajaron como locos, a toda velocidad, desde detrás de mis anteojos nerds hasta el escote de mi vestido vintage. Paseo Colón pasaba por la ventanilla hecha rayas, sin foco. De fondo sonaba una especie de bolero que decía algo como "la tristeza te encuentra cuando menos la esperas" y me sentí un cliché, como si me hubieran sacado de mi película indie para meterme a la fuerza en una de Almodóvar. Cuando me cuento estas cosas de esta forma y me imagino protagonizando largos en Nueva York o París logro verme como de afuera y entonces me pasa que me inmunizo, nada me toca y todo lo dañino queda lejos, se va, o está pero no me interfiere. Simplemente lo relato. Esta vez no pude. No puedo. No sé. Y sino mirame acá, cualquier hora, escribiendo esto, tratando de encontrar un exorcismo online. Mañana ya voy a volver a ser otra vez yo. Dejá.

jueves, 5 de febrero de 2009

+

cómo verte venir si no te reconozco
la forma de caminar, sos ligero no
sos ágil, quizás sos grácil no
no sos alguien que yo haya visto
antes
llegar
hasta
acá.