domingo, 31 de enero de 2010

Escribir textos de amor que no sean cursis y mirar todo como si los ojos fueran la cámara de Spike Jonze, ponele.

Domingo, calor, ciudad, inicio de una década, la segunda de un milenio, acá estoy-
Tengo la edad que cuando era chica pensaba tenían "las viejas", pero acá adentro mío todo es igual que entonces. Me encuentro a mí misma haciendo cosas que la nena que fui hubiera dicho "yo, a esa edad, ni loca haría eso" y pasa lo mismo con las que no hago. No hago cosas que creí que iba a hacer, no hago cosas que creí que si no las hacía sería dramático.
Hoy conocí a mi vecina de arriba y tuve que entrar a su casa. Ella usa un top cortito amarillo que deja ver su panza llena de hamburguesas barfy compradas en eki y sentí extrañamiento y a la vez familiaridad. Se parece más a mi hermana que yo. Tienen el mismo concepto de fotos de los hijos colgadas en las paredes del living rodeando la tele gigante del que carezco. Miran con la misma mirada calma de inminente violencia que al final no, no sale y menos mal.
Nosotras somos cuatro hermanas altas, pero yo soy la más baja, aunque sea la mayor y en un período de la vida sí haya sido la más alta. Ahora las gigantes me miran desde arriba y dicen con desprecio cosas como "la gente de huesitos pequeños como vos" o "sos una lonja", pero en el mundo real -por fuera de ellas- sigo siendo alta.Alta de verdad.
Cuando me pregunto cómo me describen para referirse a mí -por ejemplo, si alguien dijera "cuál es Danixa"- siempre creo que la respuesta sería "la alta de rulos, con ojos grandes". Espero que digan eso y no cosas más crueles que podría poner acá pero no, porque no quiero darle ideas crueles a nadie.
¿Habría que mandar un beso cada vez que uno termina de escribir algo que sabe que otros van a leer, como si fueran cartas públicas?  Acá iría algo como "bueno, te mando un beso" y después la firma, suponte "Dani" y después ¿qué? Publish. Es raro, no me digas que no.

lunes, 25 de enero de 2010

miércoles, 20 de enero de 2010

"Hagamos esto: tallemos nuestro propio bate de béisbol y salgamos a matar, pero más artesanalmente".

Uno -Mirá, no lo quería decir, pero lo digo: esa gente que dice "finde", te aseguro que cuando sea presidente la mando a encerrar.
Dos -Se ve que sos buena gente, porque no mandás a matar...
Uno -...me pone mas irritado eso que el terremoto de Haití, o no sé qué cifras del hambre, o de la guerra en guerrolandia.
Dos -Es que sí, sí, obvio: finde no va.
Uno -Toda esa gente de Legacy que lee Clarín y dice "buenfinde", para mí es peor que...
Dos -...
Uno -...que...
Dos -¿Hitler?
Uno -¡Exactamente!

jueves, 14 de enero de 2010

Tacha los días con paciencia en el calendario con su uni-ball Signo 07 roja

Cuando ver comedias románticas te pone en riesgo porque te cuesta entender que vos NO SOS esa chica siempre bien vestida a la que la mueve la fe y él (sobre todo él) NO ES ese chico que de pronto se da cuenta de que está por perderte y entonces hace algo heroico, es ahí. Apagás la tele o no. No la apagás pero.
La estúpida vida sentimental como una placa de Crónica que anuncia en letras molde blancas puras sobre fondo rojo histeria: FALTAN XXXXXXXXXXXXXXX DÍAS PARA QUE TODO TE IMPORTE UN CARAJO.
Quedan algunos recuerdos semi amnésicos sobre teorías gramaticales, imágenes en fuga de aventuras borrachas en restoranes y un papelito con anotaciones que dice, entre otras frases geniales, "el único dolor que nos merecemos es el amor".



"Los hechos y personajes de esta película que me vengo haciendo son ficticios. Cualquier semejanza con la realidad es mera coincidencia".

domingo, 10 de enero de 2010

So...

si no estuviera tan involucrada con mis fobias y terrores
haría todo tipo de cosas
como vivir en lugares con más viento y menos gente
una cosa que sí puedo hacer es empezar a dejarme sacar fotos
y también hacerme autofotos
y quizás hasta montar unos videitos muy hermosos que tengo pensados
pero nunca hago porque viven en mi mente
y de pronto juntar todo eso que se hace lista en mi cabeza
y no sé
no saber pero hacer
y otra cosa que haría, mirá, sería
olvidarme para siempre
de las fechas
y blablablá.

domingo, 3 de enero de 2010

Igual, las abejas borrachas y los pajaritos violentos están por entrar en el pasado

Hay una abeja enloquecida que entra y sale de la bolsa que usé con inteligencia y creatividad para crear el velador más lindo del mundo. Los pajaritos impetuosos de 2009 han cambiado en 2010 por abejas cuasi borrachas que hacen eses por mi patio. El punto: Me siento más Jo March que nunca en estos días de verano que arrancan en Buenos Aires; un enero vacío, ideal para patrullar las calles en la nueva bicicleta.

Ay, oh, yo tan pez y sin pileta.