domingo, 30 de noviembre de 2008

Tanto pum y un techo ideal para decir quedate, hay tormenta.

Que llueva cómo llovió
justo cuando vos sos vos
y yo soy yo
hace flotar
con los dedos arañando la tierra.

Es pum y también es agua
sólo que cae desde el cielo.
Nos moja, nos empapa
pero no nos toca.



Es sólo agua

en el cielo

que baja

hasta la tierra

que arañamos

vos y yo.

domingo, 23 de noviembre de 2008

Me gusta

esquivar turistas en bicicleta en la reserva ecológica, oler el protector solar de la fauna humana más que el aroma de la bella flora y después mirar el putrefacto horizonte en la costanera sur, rodeada de basura, gente gorda, fofa, muy musculosa, blanca teta, bronceada hasta el naranja mas obsceno, niños corriendo y madres que gritan "no, no toques eso".

jueves, 20 de noviembre de 2008

Esta noche me tomo un whisky en su honor

Me mira Faulkner desde su postal, la que está clavada ahí en mi ridículo escritorio laboral, y yo siento que me va a decir algo. Fijo los ojos en su peinado prolijo, su traje oscuro, su gesto amargo y con la cabeza hago un gesto como de "qué" y agrego una expresión en mi rostro que implica un "dale, desembuchá" y sinceramente espero una respuesta.

domingo, 16 de noviembre de 2008

IV

Los diegos toman cerveza y comen unas rabas en un bar que hay cerca del Hermitage, aunque no pararon en el Hermitage. El Festival de Cine de Mar de Plata ya terminó, pero ellos igual se quedan hasta lunesomartes, ven, dijeron que vanaprovecharelfinde. Diego 1 consume, lenta pero efectivamente, todo lo que hay consumible en la mesa. Cerveza, rabas, escarbadientes, servilletas. Diego 2 descansa la vista sobre la gente que pasa, que es poca, y fuma un cigarrillo de tabaco Richmond, porque se le acabó el Pepe y no consiguió más. Lo armó con papel de maíz, porque un primo suyo que vive en Alemania le dijo que es más sano y, bueno, Diego 2 cree en eso seriamente.

Diego 1: -…me llamaba todos los días, buenísima onda, pero siempre a las doce o las ocho. Parecía calculado, ¿entendés?
Diego 2: -¿Qué onda Japón?
Diego 1: -...calculado, ¿entendés? Así, clavado.
Diego 2: -¿Vimos Still Walking?
Diego 1: -…
Diego 2: -…
Diego 1: -…a las doce o las ocho, me llamaba. Y no sé por qué, pero nunca pude decirle te llamo después, estoy viendo Friends. Y ella me contaba cosas como recién me despierto, pensé en vos y te llamé.
Diego 2: -Es la de la familia.
Diego 1: -No, esa es Tokyo Sonata.
Diego 2: -¿Vimos Tokyo Sonata?
Diego 1: -…
Diego 2: -…
Diego 1: -…me contaba cosas como tomé un café con leche, la taza me hizo acordar a vos y te llamé. Y si, muy lindo, le decía yo mientras trataba de no perder el hilo del capítulo, cortar rápido y ver aunque sea el remate ese del final, el de después de los títulos.
Diego 2: -¿Alguna de las que vimos ganó algo?
Diego 1: -…
Diego 2: -…
Diego 1: -… trataba de cortarle rápido, me gusta el remate ese. Era LA tensión. Un trabajo decir bueno, en fin y esas cosas. Me daba angustia.
Diego 2: -…
Diego 1: -...angustia, pero mucha. Mal. ¿Entendés?
Diego 2: -Qué onda Japón...
Diego 1: -Sí, ¿no? Alta onda.

jueves, 13 de noviembre de 2008

Daños colaterales

Yo caminaba inmersa en mi música. PUM para acá, PUM para allá y entonces ventana que me CHAN. Estaba un pibe sentado en un bar de Palermo, detrás de su laptop. Apenas se le veía ese peinado que reconozco y unos dedos como los dedos que salen de manos determinadas. Me quedé ahí parada-quieta-estaca y miré. Me viste. Nos vimos. Una valentía ridícula me llevó hasta la puerta, pero me quedé aferrando el picaporte. Un minuto, dos, tres. No entré. Me fui. Seguí. Me olvidé.
En el camino de vuelta ese bar seguía ahí y la ventana, obstinada, me mostraba lo mismo. Volví a desafiar al picaporte, me temblaba el estómago, esta vez sí entré, se me aflojaban las piernas, caminé derecho hasta la mac plateada, me sudaba la espalda, me mirabas avanzar. Mi corazón jugaba a ser alien tratando de salir por el plexo solar. Te clavé la vista en los anteojos.
Estaba un pibe sentado en ese bar de Palermo, detrás de su laptop. Tenía ese peinado, unos dedos, manos determinadas y levantó una ceja. Era otro que no eras vos. Y yo, que sí era yo, le dije PUM, di un giro gracioso sobre mis talones, acaricié el picaporte de la puerta al salir y volví a zambullirme en mi música. Ruidos y ritmos todos míos me llevaron nadando, como a un pez de colores en un río fresco, directo hasta el sur.

lunes, 10 de noviembre de 2008

I'd go the whole wide world just to find you

andobsesionadaysinespacios pero tengo buen soundtrack aunque se haya roto el mp3 puedo cantarme todo el día aunque la noche tarde tanto en llegar y después en pasar y otra vez se repita todo pero cada vez más rápido y yo diga me quiero bajar pero no me baje y siga aunque se caiga el techo en nuestras cabezas y siga aunque me la pase consolándolos a todos y siga aunque nadie vea la gravedad de nuestros asuntos y siga
siga
siga
yo siga
con mis obsesiones
con los no espacios
con el buen soundtrack y las imágenes que guardo en mi cabeza golpeada por techos que caen como cae la lluvia porque sólo son dos tipos distintos de PUM me digo y sigo como yo sigo.

viernes, 7 de noviembre de 2008

Ay, no sé... me siento más ¡PUM! que nunca


Las muñecas que hacen ¡Pum!



(inserte acá una gran sonrisa danixa)

Ficha técnica:
Dirección y guión: Gerardo Sofovich.
Producción: Horacio Mentasti
Fecha de Estreno: 27 de septiembre de 1979.

Con Julio De Grazia (Tony Esperanzato), Javier Portales (Jack Gran Tete), Rolo Puente (Aníbal), César Bertrand (Gay), Vicente La Russa (Fritz), Juan Carlos Thorry (víctima), Silvia Pérez (Loba), Susana Traverso (Mona), Carmen Barbieri (muñeca 1), Mariquita Gallegos (Johanna), Norman Erlich (supervisor), Reina Reech (muñeca 3) y gran elenco, entre ellos, Arturo Bonín, Mimí Ardu y Silvia Kutica.

Jolibud, Soja y todos ellos

Palermo está lleno de chicos y chicas que podrían ser amigos de Patrick Bateman. Descripción fácil: hermosos, estéticos, exitosos, llenos de compromisos sociales y laborales, absolutamente iguales entre sí, muy difíciles de reconocer o diferenciar. Pura cáscara, corren entre bar y bar las evelyns y los mcdermotts.

Fe de erratas:
1. Donde dice "hermosos, estéticos, exitosos, llenos de compromisos sociales y laborales, absolutamente iguales entre sí, muy difíciles de reconocer o diferenciar", debería decir "con ganas de ser hermosos, estéticos, exitosos, llenos de compromisos sociales y laborales y logrando sólo ser absolutamente iguales entre sí, muy difíciles de reconocer o diferenciar".
2. Donde dice "Pura cáscara, corren entre bar y bar las evelyns y los mcdermotts", debería decir "Pura cáscara, corren entre bar y bar los ensayos fallidos de evelyns y mcdermotts"