lunes, 11 de abril de 2011

Como dos hielos que chocan en un vaso,

es el sonido que busca la mente mientras intenta no pensar.

<insertarlo acá>

Cuando los lunes se sienten en el cuerpo como viernes hay que empezar a pensar en el plan de irse a cosechar papas, agarrar al primer secuaz dispuesto y correr rápido, como si te siguiera la muerte, lo más lejos posible de acá.

1, 2, 3, ya. 

10 comentarios:

El señor H dijo...

el comando cangrejo debiera tener un plan para situaciones así. acción Alfa en caso de Lunes, ponele.

Danixa dijo...

Juá, primero a la volada leí "Acción Alfalfa" y me pareció acorde con correr a plantar papas. Ponele.

chino dijo...

hay que arar y sembrar papas y después cosecharlas y después comerlas. Estoy de acuerdo.
Había una variedad de papas que trajeron los primeros inmigrantes -polacos, ucranianos, rusos- acá al sur que se llamaba spunta. Todo el valle estaba lleno de papa. Todavía hoy algunos paisanos cuentan sobre el valle blanco cuando se acuerdan de la época de la floración. Todavía hoy, en terrenos baldíos, crecen algunas de esas papas que plantaron los primeros inmigrantes.
Las papas son botas llenas de barro, bolsas de arpillera y uñas negras.
Hay que cosechar papas.

Wilbur Ordoñes dijo...

¿Pero no es bueno que los lunes se sientan como viernes?

¿Lo malo no sería al revés?

Danixa dijo...

Chino, entendés todo y vivís ahí. Awante. Qué lindo lo que contás. Soutufán.

(viernes a la mañana, Wilbur, suponte que me refiero al cansancio del cuerpo del viernes. Un lunes pero ya roto como si fuera viernes, digo)

Wilbur dijo...

Aaaaaaaaaaaaaaaaaah, porque yo lo asociaba al entusiasmo entonces no entendía.

Pablo dijo...

run forrest

cecilit dijo...

que indo blog danixa! no lo conocía!

Danixa dijo...

gracias, Ceci! =)

María Faustina dijo...

lo más tu blog